Páginas

25 sep. 2013

Taller FotoMaule, Talca 2013

TALLER FOTOMAULE

Fotografia de Alvaro Tejeda


En mayo pasado realice este taller por encargo del área de fotografía del CNCA Chile en el contexto del II ciclo del programa nacional de formación para fotógrafos, fue una muy buena experiencia, resulto un grupo muy comprometido y logramos editar interesantes propuestas. El taller abordo  contenidos  y estrategias de proyecto con énfasis en la edición de sus portafolios, continuó luego en un ejercicio curatorial que cierra en  una exposición que montamos juntos en el centro de extensión de la Universidad Católica del Maule y con una selección de 4 autores en la versión de fotografías retro-iluminadas en los paraderos del Transantiago.

Texto Curatorial

Talca  aún mantiene un estado de  semi-estabilidad con paños urbanos vacíos, se siente el mirar de soslayo a esta ciudad por parte  de un sistema que sólo parece atender asuntos ¨mas ¨ importantes. Allí trabajamos, nada especial, nada espectacular, haciéndole el quite a  ¨la otra mirada¨ y  la anécdota, sólo buscando sentido a lo que ya estaba, a veces en sustrato otras brillando sobre la superficie.

NOTAS EN TORNO A LA EDICION

Chicas
Alejandro Cáceres en su serie Niñas,  retrata a colegialas de un liceo agrícola en poses simples, un escenario campestre para un futuro muy ¨frágil ¨. El bello espacio natural de frutales floridos, es un espacio laboral, donde podrán trabajar como sus padres y hermanos. La escena ocurre en  predios fumigados, no por nada se cuela en una foto una cinta que dice ¨peligro ¨. Una niña sola, su pose  no sigue la tendencia del retrato contemporáneo, aquél de mirada seria que pareciera bastar para ser actual, sino que contiene  una verdad sobrecogedora, la historia personal que allí acontece es dura.
Jonathan Urra establece el contrapunto con  otras niñas, atrevidas, que practican un deporte tan extremo como cool, el Longboard. Deporte que evidencia nuevas practicas y cambios de un Chile que más recoge que propone. La fotografía de deportes urbanos y/o extremos tiene seguidores y espacios de circulación, siguen la lógica del impacto visual que  las piruetas generan y que terminan en piruetas fotográficas. Dimos un giro a esa lógica y  nos detuvimos en las chicas, su actitud, su estética, su indumentaria, la sensualidad. Las niñas no van a la clase de flamenco, se lanzan en una tabla a toda velocidad por caminos forestales peligrosos, son ¨las nuevas chicas chilenas¨.  Cristián Yáñez resuelve su tema en su propio espacio de trabajo, el es profesor y centra su atención en la antigua practica del rayado de mesas escolares, y asociado a éstas el espacio y la  estética escolar, huellas de  educación pública, color fiscal, melamina, nuestras salas  no se parecen  a las de  películas gringas, algunas son  sombrías, hay   capas de información, un  palimpsesto escolar.

Campo

Felipe Ulloa se detiene en  una  parte del sistema que preferimos obviar, nos observan animales  que momentos después ya no respiraran porque están en el matadero.
Álvaro  Tejeda acoge en sus fotos los tiempos y ambientes del fútbol rural, lo que menos importa en sus fotos es el fútbol, importa aquel campo donde se vive y se mata el tiempo.

Ciudad


Lister Silva transforma el registro de la ciudad en  imágenes atemporales, casi mentales contrarias  a la claridad  y uniformidad que se nos promete, un recordatorio de la intimidad  que perdemos día a día, donde sólo somos ¨individuos transitorios¨ . Camila Riquelme por su parte convierte la ciudad en un escenario para recrear un recorrido imaginado, una suerte de cámara subjetiva, la mirada del abandonado o aquél que se ha abandonado  asimismo. Mauricio Torres lleva su experiencia de pintor y compone entre las presencias  el color y la geometría de lugares que desea que sean neutros, solo espacios. Marcela Valdés recoge pulsos de la ciudad que transforma en trazos de sensaciones, fugacidades y destellos como los recuerdos y la nostalgia. Liza Tabilo registra  su ciudad porque la quiere, la siente suya, ¨ bella ¨. Encuentra en el lugar común lo propio, pero en ese intento especial y emotivo surge un paisaje tan concreto que se lee como si fuese otro, tan especial que permite afirmar ¨ves que Talca es lindo ¨. Marceli Muñoz fija su atención en la materia como si nada mas existiera, solo partes que emiten débiles señales de una historia local que se va.  Finalmente Karem Morales tensiona la ciudad, en una fotografía que no es una mirada es un recorrido, la panorámica es registro del acto de recorrido, la imagen  resultante se vuelve mas mental que documento, y tal vez importe mas que sea así y que la huella  patrimonial quede para otros, que son muchos. Susana Villar cierra el ciclo literalmente, en el espacio que acompaña cada ciudad así como acompaña cada ciclo de cada habitante, el cementerio,  y lo aborda como un lugar donde todo florece como un regreso o un último  devolver.
Fernando Melo P.


Alejandro Cáceres de la serie Niñas

Alejandro Cáceres de la serie Niñas




Jonathan Urra de la serie Fe-Minas

Jonathan Urra de la serie Fe-Minas

Jonathan Urra de la serie Fe-Minas